LUN - VIE 08.00 - 12.00 | 15.00 - 19.00

¿DEBO DORMIR CON MI MASCOTA?

03.10.2017

Cuando realizo la evaluación etológica a mis pacientes, converso extendidamente con sus tutores, y una de las preguntas que siempre hago es dónde duerme ese animal. Siempre es un tema que causa risitas, una cara sonrojada y casi dándome disculpas, muchos me cuentan que su perro o gato duerme con ellos, pero que saben que está mal y que no los rete por favor.

En ese momento la que se ríe soy yo, porque veo que aún es un tabú hablar del tema: ha sido tan satanizado en los medios y se han sacado conclusiones inimaginables: que el perro va a querer dominarte, que puede hacerte daño en cualquier momento, y en general, teorías muy imaginativas.

Ahora bien, algunos estudios han demostrado que aproximadamente el 60% los tutores de animales de compañía le permiten al animal a dormir en su cama con ellos. Las razones son variadas, siendo las más comunes que son "calientitos", que se siente bien acurrucarse a su lado, sobretodo en el invierno. Otros comentan que duermen más relajados: eso tiene mucho sentido, ya que estar cerca de un perro aumenta nuestro flujo de oxitocina, la hormona del afecto y del vínculo. Otros se sienten seguros de compartir la cama con su can o gatito regalón. Una presencia adicional, sea de la especie y tamaño que sea, nos brinda una sensación de compañía. Y por supuesto, ¿quién no quisiera compartir la cama con alguien que queremos y nos resulta agradable descansar a su lado?

Como ya ven, las razones son bastantes y tienen sólidas justificaciones. Pero ¿por qué algunos se empeñan en decirnos que no compartamos cama con nuestros queridos animalitos? Algunos médicos humanos indican que pueden perturbar, y de sobremanera, el descanso nocturno, ya sea por movimientos de patas, ladridos ante ruidos extraños, maullidos pidiendo comida, caminatas nocturnas, entre otras razones. La privación del sueño, sabemos que puede tener efectos negativos físicos y mentales en cualquier ser vivo, y la recomendación por parte de los que velan por nuestra salud es entonces sacar al perro o gato de tu cama.

Quedamos en una gran disyuntiva entonces. ¿Dormimos o no dormimos con nuestras mascotas? ¿Es bueno o malo? Por mi parte yo no tengo problemas y no soy quien para juzgar a los tutores, así que la respuesta va a depender de que tan bien duerman ellos, si causan incomodidad durante la noche, y si existe algún problema asociado. Si ellos o tú tienen alguna enfermedad que lo impida, y si compartes cama con otro humano, que es un factor importantísimo y requiere que ambos estén de acuerdo con la decisión. También hay que tener en cuenta el espacio del que disponemos: aunque queramos, es muy difícil dormir con nuestro Pastor Alemán en una cama de 1 plaza, o bien si son muy cachorros y tenemos el sueño muy pesado, y en una cama pequeña existe riesgo de accidentes por asfixia.

¿Te preguntarás si conductualmente puede generar problemas? Hasta el momento, no hay estudios que avalen estas teorías. Eso sí, si el animal tiene un problema conductual que afecte su descanso nocturno, y por tanto, el tuyo, es hora de evaluar y analizar los pro y contra. Por otro lado, en un animal que ya tiene un problema conductual de base, el descanso compartido puede gatillar o mantener un problema: por ejemplo, perros que protegen lugares, que comparten cama con más perros y entre ellos hay conflictos sociales, animales que atacan por miedo ante estímulos inesperados, animales con disfunciones sensoriales, son casos que merecen una consideración especial.

Cuando esto sucede, y si el perro o gato insisten en dormir contigo, o bien ya has decidido no compartir tu lugar de descanso, podemos realizar un trabajo de adaptación a un lugar de descanso específico para ellos, con el respeto e individualidad que cada caso merece, utilizando técnicas basadas en crear nuevas conductas, en gestionar la frustración que esto puede traerle a ese perro o gato, y en que asocie positivamente ese nuevo lugar, por mencionar algunos.

(Publicado con autorización en: https://www.cuidatupeludo.com/2017/09/25/debo-dormir-con-mi-perro-o-gato-en-mi-propia-cama/)

Dra. Soledad Torres Alvarado
Médico Veterinario y Máster en Etología Clínica
CONCIENCIA Etología Clínica