LUN - VIE 08.00 - 12.00 | 15.00 - 19.00

DÍAS DIFÍCILES EN CHILE

19.10.2019

En estos días difíciles que no sabemos cuándo van a terminar en Chile, muchos estamos asustados y no esperemos que nuestros perros y gatos entiendan que es lo que está pasando.

Muchos de ellos van a presentar conductas relacionadas a miedo, ansiedad y en aquellos que ya padezcan de algún problema y/o trastorno conductual con o sin tratamiento puede que se vea empeorado.

Es posible que muchos, por el sector en el que viven no puedan salir a pasear, otros que por los ruidos ambientales de diversa índole muestren conductas de miedo o fobia, otros por el movimiento y cambios en las rutinas exhiban conductas ansiosas. Para todos ellos las recomendaciones generales son las siguientes:

1. Ejercicios de olfato con alfombra olfativa, premios escondidos en lugares desafiantes, ejecutar trucos (si los sabe), juegos dinámicos (si sabe), regaloneo, uso de juegos interactivos (si tiene), tipo Kong (Classic, Wobbler, etc), ejercicios de propiocepción (como hacerlo pasar por una escalera en el suelo, subir y bajar de una banca, escalera, pasar por una superficie distinta a la otra, entre otras). No olviden siempre premiar los aciertos con sus treats favoritos.

2. Ante el miedo y confusión, sobretodo por ruidos fuertes de balazos, petardos, cacerolazos, etc., brindar una zona segura (camita cómoda, segura, confortable), a modo de refugio, contención emocional (brazos y regazo del tutor, regaloneo y palabras amables, cariño) si el animal lo pide y no le incomoda, por el tiempo que necesite. Luces tenues, uso de aromaterapia (si tiene) y feromonas (si tiene). No se recomienda el uso de otros coadyuvantes sin el apoyo del MV Etólogo Clinico o Médico Veterinario con conocimientos del área.

3. Ante episodios de ansiedad manifestados con conductas de jadeos, hiperventilación, episodios de agresividad repentina, gemidos, incomodidad, se recomienda no presionar, no retar, no castigar (ya sabemos que de nada aporta!); en estos casos entregar calma (somos nosotros los encargados), y seguir los pasos 1 y 2 ayudan mucho a reconfortar y a volver a un estado basal hasta que se pueda retomar la normalidad de la rutina.

4. Aunque esté demás decirlo: no lleves a tu perro a los cacerolazos: no lo necesita, no entiende nada y por el contrario, lo estás exponiendo a una tremenda estimulación visual y sonora que puede derivar en miedo, fobia y ansiedad (incluso todo a la vez), incluyendo el hecho que se pueda escapar. DÉJALO EN CASA, seguro y confortable. Las marchas son para los humanos. 

Si tu perro o gato ya poseen un trastorno desde antes y se vio agravado en estas fechas, considera en el corto plazo iniciar una terapia etológica para tu compañero.

Para todos mis pacientes, recuerden que pueden consultar por cualquier duda que tengan en estos días por las vías que estimen conveniente.


Dra. Soledad Torres Alvarado
Médico Veterinario
Máster en Etología Clínica y (c) Psicofarmacología
CONCIENCIA Etología Clínica