LUN - VIE 08.00 - 12.00 | 15.00 - 19.00

EL VIEJITO DE LA CASA

18.06.2017

A medida que envejecen, nuestras mascotas pueden sufrir un declive en su funcionamiento orgánico y mental. Su memoria, habilidad para aprender, conciencia y sentidos de la visión y audición se deterioran. 

Esto puede causar problemas en sus ciclos de sueño-vigilia, haciendo que duerman en el día y se despierten por la noche. Puede también que olviden algunos comandos aprendidos en la juventud o hábitos que sabían bien, como ordenes, micción o defecación o simplemente responder a su nombre cuando le llaman. La ansiedad puede aparecer o exacerbarse y tender a reaccionar de forma agresiva por pequeñas cosas. Sus relaciones sociales pueden cambiar contigo o con los otros habitantes de la casa; es común que se vuelvan muy dependientes o indiferentes del todo. 

Entendiendo los cambios a los que se enfrentará tu mascota en sus años dorados te sirve para poder prestarle ayuda de forma efectiva si estos se presentan. Asegúrate de recibir consejo profesional y especializado a la hora de informarte, y no supongas ni asumas que es "porque se está poniendo viejo". Tras estos cambios hay muchos problemas subyacentes que van en perjuicio de su bienestar y pueden ser mejorados o solucionados si lo tratas a tiempo. 

Si ves que su comportamiento comienza a cambiar, asegúrate de tener sus exámenes médicos al día y consultar cuanto antes con el Etólogo Clínico, quién te dará una asesoría adecuada para enfrentar esta etapa de la mejor forma posible.

Dra. Soledad Torres Alvarado
Médico Veterinario y Máster en Etología Clínica
CONCIENCIA Etología Clínica