LUN - VIE 08.00 - 12.00 | 15.00 - 19.00

El blog de CONCIENCIA

Es importante tener en cuenta consejos referidos a salud física - porque gran cantidad de pacientes que llegan a mi consulta están ENFERMOS físicamente. Nadie los diagnosticó o bien no se entendió que un animal se puede portar mal por dolor o molestia, incluso por desbalances internos que pueden hacer que su cerebro esté diferente.

A lo largo de estos años de trabajo en el área de la Medicina del Comportamiento o Etología Clínica, he podido percatarme de que muchos tutores indican que la terapia "no les funcionó" o "no les sirvió" e inician una peregrinación extensa (y a veces arriesgada) por varios (o no) profesionales.

Nada puede resultar más triste que ver un perro solo y detrás de una reja. En mi caso, al menos, no es gracioso ver como cientos de perros ladran a más no poder detrás de los barrotes de fierro cada vez que paso caminando, con algún paciente en medio de una terapia. ¿Por qué?

Sabemos que el perro es una especie distinta, por lo tanto, con necesidades propias y muchas veces, muy distintas a las nuestras. Aquí extrapolar nuestros sentimientos, deseos u opiniones a veces pueden traducirse en tremendos errores y confusiones que traerán de seguro, frustración para ambas partes. Y por supuesto, nuestro vínculo puede verse más...

Justo elaborando una clase para mis alumnos, recordé que tenía este tema pendiente de tratar, uno del que casi nadie habla y que muchos tutores consultan día a día en foros, grupos y del que lamentablemente, siempre reciben respuestas erróneas que sólo empeoran el problema: "pégale con el diario", "asústalo", "dile NO bien fuerte", "pégale en el...

En estos días difíciles que no sabemos cuándo van a terminar en Chile, muchos estamos asustados y no esperemos que nuestros perros y gatos entiendan que es lo que está pasando.