LUN - VIE 08.00 - 12.00 | 15.00 - 19.00

¿QUÉ SON LAS CONDUCTAS DE DESPLAZAMIENTO?

01.07.2017

Mucho ya hemos hablado de las señales de calma, e incluso puedes ver un artículo que he escrito AQUÍ; pero hoy hablaremos de las conductas de desplazamiento, que también forman parte del repertorio conductual de los perros.

Hablamos de conductas de desplazamiento, como aquellas conductas normales que al parecer, se realizan fuera de contexto. Pueden exhibirse cuando el perro está experimentando un conflicto emocional o intenta alejar el estrés, confusión, ansiedad o frustración. ¿Cuáles son y cómo son?: estas pueden parecerse mucho a las señales de calma que ya conocemos, como el lamido de labios, darse vueltas, dar la espalda, ponerse en rincones, entre otras. Pero entonces ¿cuando sería conducta de desplazamiento y cuando sería señal de calma?: es conducta de desplazamiento cuando el perro se lame en un contexto en el que se siente confundido, por ejemplo, si le pides un comando como "sentado" y se lame, porque siente un desencuentro entre que, quiere irse más allá y hacer caso a lo que le pide su tutor. Hay dudas, confusión y deriva en que el perro actúe de esta forma. Por otra parte, una señal de calma sería, por ejemplo, este mismo perro enfrentado a un niño que corre alrededor de el, le grita y trata de tocarlo continuamente; el perro se va a lamer para indicar que se siente incómodo y le indica al otro (el niño), que ojalá apaciguara la conducta que está realizando.

Si las conductas de desplazamiento ocurren frecuentemente, e impide que el perro haga una vida normal, pues le priva de comer, descansar, jugar e interactuar con sus seres queridos, es hora de poner las alarmas y buscar ayuda profesional, porque definitivamente, no la está pasando bien. 

Las causas de una conducta de desplazamiento son variadas, y suelen ser el estrés, la sobreestimulación o cuando el perro se siente "colapsado" o sobrepasado. Son el reflejo del estado interno del perro y por supuesto que es una herramienta de comunicación. Por ello es súper importante conocer el lenguaje corporal del perro y entender el contexto en e que se encuentra el perro para poder entender si se trata de una conducta de desplazamiento o no. 

Para prevenirlas, es importante que tu perro se sienta cómodo en el ambiente en el que vive; sin incoherencias, sin confusiones y con rutinas establecidas y sobretodo positivas. Esto parte de ti, y es por eso que tu trato con el perro debe ser lo más tranquilo, claro, estable y exento de castigos posible. Nada más nocivo para un perro de cualquier edad, tamaño o raza, que vivir en un ambiente donde se sienta inseguro, desconfiado, intranquilo y confundido, que pueda llevarlo a adherirse a estas conductas de desplazamiento como mecanismo de gestión ante algo que lo está estresando de manera crónica. 

Dra. Soledad Torres Alvarado
Médico Veterinario y Máster en Etología Clínica
CONCIENCIA Etología Clínica