LUN - VIE 08.00 - 12.00 | 15.00 - 19.00

CONSEJOS PARA FIN DE AÑO

19.12.2018

Se viene fin de año y con ello llueven las dudas sobre qué hacer con nuestros perros o gatos que tienen miedo, o incluso más que eso, a la hora de los fuegos artificiales.

Voy a contarles algunos consejos, que siempre doy a mis pacientes y sobretodo, que han demostrado tener una eficacia comprobada desde las experiencias con cientos de pacientes:

1. PASEOS y DISTRACCIONES: si tu perro disfruta del paseo, procura que ese día tenga sus paseos normales, pero incluye en ellos ejercicio físico moderado y sobretodo, ejercicio mental proveyendo instancias de olfato y ejecución de órdenes básicas, trucos. No sólo el cuerpo debe cansarse, la mente también. Por el contrario, si tu perro ya tiene problemas en el paseo y es agresivo, miedoso, y lo pasa pésimo en general, evalúa si es conveniente hacerlo ya que someterlo a un nivel de estrés ya lo predispone a que el resto del día se estrese de manera más rápida e intensa. Ya en casa, y para cualquier caso, dprivilegia el uso de juguetes rellenables, alfombras olfativas, juegos con el tutor como este, e incluso ideas caseras que puedes revisar en este grupo de Facebook. 

2. RESGUARDO: cierra bien puertas, portones, ventanas y cualquier lugar donde pudiese escapar. Es tu responsabilidad mantener todas las posibles vías de escape cerradas. Paralelamente crea distintos refugios donde tu perro o gato puedan esconderse dentro de casa en caso de sentir mucho miedo. Procura no tener objetos que puedan caerse fácilmente si es que llegan a chocar con ellos, los que además de las lesiones, provocarán más miedo. 

3. SUJECIÓN: la única forma de sujeción debería ser tu contención si es que ellos buscan tu cercanía y tus caricias. No se te ocurra amarrarlo, ya que muchos sufren accidentes hasta fatales porque la desesperación del momento no les hace ser conscientes de que están atados. 

4. CONTENCIÓN EMOCIONAL: acompañar a tu perro o gato con tu voz amable o entregarle cariño no le reforzará el miedo, todo lo contrario. Eso es un viejo mito. Puedes ver más detalles AQUÍ. 

5. DIETA NORMAL: no porque sea año nuevo vas a llenarlo de comida, ellos no saben de fiestas, así que no te sientas culpable. De hecho, si cambias su dieta, puedes generar un problema gastrointestinal y además del miedo, van a sentirse pésimo tanto de cuerpo como de mente. Procura eso si, tener los premios que usas siempre para trabajar en ejercicios de olfato, trucos, etc., los que te servirán para mantenerlos distraídos.

6. ALCOHOL: pareciera un absurdo decirlo, pero lamentablemente hay que recordarlo a algunos. Puede llegar a ser fatal, aunque sea un poco. 

7. TERAPIAS COMPLEMENTARIAS: flores de Bach, aromaterapia y todo lo que existe a disposición puede ayudar en perros con un nivel de miedo no patológico. Asesórate por alguien que realmente sepa del tema, como un Médico Veterinario, especialmente que sepa de Etología Clínica y que use terapias complementarias dentro de sus recursos terapéuticos. A veces se promete mucho con estas medidas, pero desconociendo el nivel del problema de cada individuo, con lo cual se pueden generar expectativas falsas que hagan que el tutor descanse en estas medidas, descuidando otras como el resguardo de cercos, puertas o de crearles refugios seguros. 

8. PSICOFÁRMACOS: son necesarios en aquellos pacientes patológicos, o sea, aquellos que tienen Fobia a estímulos sonoros. ¿Cómo saber si tu perro o gato son uno de ellos?: son aquellos que ante el menor estímulo, quieren escapar, el corazón les late a mil, no responden a premios, salivan en exceso, pueden orinarse, defecar o vomitar sin control, no aceptan tu cariño y hasta pueden ponerse agresivos en su intento de escapar. Lamentablemente para estos pacientes los psicofármacos son el recurso más seguro y efectivo, teniendo además en cuenta que el día 2 de Enero tendrás que empezar a buscar a un Etólogo Clínico para que el próximo año ya estén rehabilitados de este problema. Con ellos puede que las terapias complementarias no funcionen, porque el problema ya es a nivel neuroquímico.

9. VENDAJES: es popular en Facebook, pero la verdad es que ayuda en pacientes con miedos leves a moderados, y debe hacerlo alguien que sepa del tema. Se ve fácil en las infografías, pero requiere conocimientos específicos, para no dejar al perro como momia, lesionando musculatura o más incómodo de lo que ya podría estar, porque no tolera un objeto extraño rodeando su cuerpo. Muchos accidentes, lesiones o agravamientos de una fobia se pueden producir por un vendaje puesto de manera inadecuada. No es un truco, no es magia; es una técnica que se llama Ttouch y es una disciplina seria. Si lo vas a hacer a última hora, es mejor no improvisar. 

10. MÚSICA: puedes diluir de cierta forma el ambiente colocando música tranquila, pero no olvides que la capacidad auditiva de ellos es superior a la nuestra, por lo que si el miedo es intenso o ya hablamos de una fobia, puede que no tenga mucho efecto. Procura colocarla desde antes del evento estresante, porque si lo haces una vez que el animal demuestre signos de incomodidad, puede que no logres grandes resultados. 

11. PROHIBIDO: el uso de Acepromacina (Pacifor, Pextran, Acedan), retarlos, castigarlos, uso de collares de castigo (ahorque, puntas, eléctricos), dar medicaciones e incluso preparados herbales, sin consultar a un Médico Veterinario, dejarlos amarrados, solos, sin supervisión. 

Juntos podemos hacer que este fin de año sea feliz para todos. Si descubres que tu perro o gato presentan una Fobia, no esperes a Diciembre del próximo año para ponerlo en tratamiento. Enero es el mes para que agendes una hora y empieces a trabajar en ello desde ya.  

¡Que tengan un buen final de año!


Dra. Soledad Torres Alvarado
Médico Veterinario y Máster en Etología  Clínica
CONCIENCIA Etología Clínica