Coordinación |CONTROLES

Antes de COORDINAR un control ten en cuenta:

  • Reserva de hora sólo para personas mayores de 18 años

  • ES SÓLO PARA PACIENTES QUE YA HAN REALIZADO CONSULTA PREVIAMENTE & ESTÁN EN TRATAMIENTO

  • Se realiza al titular de la reserva, quién es el interesado y estará a cargo del proceso. No realices reservas por terceras personas.

  • La modalidad ofrecida ya fue pactada previamente, por lo cual la fecha también será ofrecida en relación a eso. 

  • La modalidad PRESENCIAL tiene una demora relacionada a la lista de espera. 


Atendiendo a la modalidad planteada, los pacientes que SI necesitan controles PRESENCIALES son:

  • Rehabilitaciones de paseos en entornos dinámicos, para evaluar aspectos precisos (manejo del tutor, aspectos sensoriales, herramientas del paseo, seguimiento real de indicaciones post evaluación inicial) y realizar inducción al tutor en manejos complejos. 
  • Tutores que no han logrado consolidar pautas específicas debido a dificultades del entorno donde viven. 
  • Otras necesidades del tutor, serán explicadas vía email o en control online, ya que en estas instancias debe privilegiarse únicamente el trabajo práctico donde se necesite la ayuda profesional en un 100%, entendiendo que el paciente no está en un plan de entrenamiento y que este es un servicio de Medicina del Comportamiento, cuyos lineamientos son distintos.   
  • Los controles presenciales no deben verse como un reemplazo de la responsabilidad que le compete al tutor de realizar su trabajo día a día. 
  • Considera que la conversación con el tutor + observación guiada del paciente puede darse vía Telemedicina. Por lo tanto, solicita control presencial sólo si realmente es necesario. 
  • Los controles presenciales no son sesiones educativas o "clases", sino que son controles médicos de la salud mental del paciente, que pueden incluir algunos manejos a nivel cognitivo y de aprendizaje, que incurran en su mejoría. 

Atendiendo a la modalidad planteada, los pacientes que necesitan controles por TELEMEDICINA son: 

  • La gran mayoría de los pacientes que están en un plan de tratamiento donde el soporte es el tutor quien pasa a ser el co-terapeuta, y es él quien debe aprender, concentrarse, estar atento y asimilar al menos los 2 a 3 primeros controles del proceso, que es lo que toma un paciente y su entorno familiar en estabilizarse.
  • En cada control se conversa en inicio con el tutor y se pregunta sobre la evolución biológica de sus signos, su terapia farmacológica y cómo le ha permitido evolucionar en el proceso y a través de esta, cómo se le ha facilitado la terapia de comportamiento. Luego se revisa material audiovisual y en algunos casos se controlan algunos aspectos en vivo. 
  • La terapia etológica, que es una serie de manejos a nivel cognitivo y modificaciones del estilo de vida, ambiente, formas de ver al paciente, rutinas, estrategias y otros varios, no son un entrenamiento de obediencia que se deba hacer en un horario en específico ni que el profesional deba ir a aplicarlo cada semana; son protocolos individuales para cada paciente destinados a la regulación neurobiológica del Sistema Nervioso.
  • Por tanto, el control periódico más que una instancia a que la profesional vaya a trabajar un ejercicio específico al perro o gato, en Etología Clínica permite ni más ni menos supervisar los avances y dificultades y sobre todo estos últimos, para poder ajustar la terapia y seguir avanzando; ya que se aborda desde la perspectiva médica.