LUN - VIE 08.00 - 12.00 | 15.00 - 19.00

RECOMENDACIONES PARA TUTORES DE PACIENTES EN TERAPIA PSICOFARMACOLÓGICA

06.10.2017

Un psicofármaco es una gran ayuda en aquellos pacientes que tienen un desequilibrio neuroquímico y que, a pesar de las medidas de modificación conductual, no podrían salir adelante tan pronto o de la manera esperada. Puedes ver más detalles AQUÍ. 

Un psicofármaco tiene acción biológica y su administración debe ser tomada con la seriedad que merece. A continuación, se informan diversos aspectos que como tutor siempre debes tener en cuenta para asegurar un tratamiento responsable y exitoso para tu mascota. 

Tú eres parte de esta terapia y de ti depende que la administración de este medicamento se haga de manera adecuada, para obtener los resultados esperados. 

  1. Reacciones adversas al medicamento:
  • Pueden presentarse o no en los distintos pacientes. Depende de las características intrínsecas de cada uno, así como también del psicofármaco indicado y su dosis, forma farmacéutica y tiempo de administración.
  • Es tu deber informar si aparece una o más de estas reacciones.
  • Pueden presentarse uno o más signos, en grados leves, moderados o severos.

Podrías observar lo siguiente:

  • Fatiga
  • Temblores
  • Sedación leve a moderada
  • Ansiedad
  • Insomnio
  • Somnolencia
  • Anorexia
  • Náuseas (salivación)
  • Fecas blandas o diarrea
  • Flatulencia
  • Rash cutáneo (visible en abdomen)
  • Lagrimeo
  • Agitación
  • Mucosas hiperémicas (coloración rosado fuerte)
  • Aumento de consumo de agua
  • Retención o incontinencia urinaria
  1. No suspensión: nunca suspendas el tratamiento por tu propia cuenta. Aun cuando tengas dudas, el animal presente signos de enfermedad o cualquier otra causa. Primero consulta con el profesional que te recetó el psicofármaco para discutir las opciones del caso. Descontinuar un medicamento de estas características puede tener graves efectos para tu mascota e interfiere con el curso del tratamiento conductual.
  2. Enfermedades: informa enseguida si hay cualquier signo de enfermedad para evaluar el curso del tratamiento. 
  3. Otros medicamentos: informa enseguida si le es recetado otro tipo de medicamento. Pueden haber interacciones entre ellos.
  4. Otros profesionales: hazle saber que el animal se encuentra en tratamiento con este medicamento y el tiempo de administración y dosis. Nunca permitas el cambio del psicofármaco sin consultar previamente a tu Etólogo Clínico.
  5. Informes periódicos: informa periódicamente (semanal, quincenal y/o mensual) a tu Etólogo Clínico sobre los efectos del psicofármaco, tus dudas, y cualquier otra cosa que encuentres necesaria de comentar. Esto ayudará a programar con tiempo los controles y/o sesiones destinadas a la terapia conductual y calcular mejor el tiempo de administración del psicofármaco y cambios en las dosis, de ser necesario. 

Juntos podemos contribuir en que la terapia conductual de tu mascota esté en las mejores manos. Involucrarte es el reflejo de tu responsabilidad y compromiso en este proceso. 


Dra. Soledad Torres Alvarado
Médico Veterinario y Máster en Etología Clínica
CONCIENCIA Etología Clínica